• Producción de eventos en streaming con RedTorres

Yo también me quito los zapatos.

OPINIÓN

Ayer asistía atónito una y otra vez a las imágenes del presidente Bush asediado por el lanzamiento de unos zapatos, talla 44, que un periodista de una televisión iraki se quitaba, y le lanzaba durante una rueda de prensa en Bagdad. La imagen, entre graciosa y escandalosa, pasará a la historia. Los grandes líderes mundiales, léase Aznar, quieren siempre pasar a la historia por haber conducido a su país a la gloria. En este caso Bush y Aznar, no pasaran a la historia por gloriosas acciones, sino por rastreras y mezquinas decisiones, descabelladas, desmedidas, altaneras y no debidamente meditadas.

Irak es un país con una débil democracia. Un sistema político instaurado por la fuerza en contra de resoluciones de la ONU, un país en el que muchos de los días del año explota el odio a la invasión, causando graves heridas de metralla en el corazón de los más debiles, los civiles que ni saben ni tienen culpa. Todo por acabar con un supuesto terrorismo, que debieramos dudar de si existe realmente, porque creo que ha llegado la hora de volver a formular la pregunta, y hacer que la población se la reformule, y para ello hay que quitarse los zapatos. ¿Qué es terrorismo? Acción que pretende crear terror en la población. No son solo las bombas de los insurgentes, son las bombas de americanos y británicos. Es entrar en las casas fusil en mano, causando terror a la población, es detener a inocentes y hacerlos que dejen de ser persona al transladarlos a Guantánamo y violar continuadamente los derechos humanos. Es infundir miedo a la población del primer mundo mediante mensajes falsos, como las armas de destrucción masiva. Señoras, señores. TERRORISMO es lo que hacen y dicen los gobiernos del primer mundo. Aunque no se lo crean, en Irak solo se defienden de una ocupación de horror de la que conocemos Abu Graib y poco más.Y el odio de algún periodista harto de seguir los patrones occidentales de callar o autocensurar lo que justamente quieren los americanos que no se sepa: Que America también comete holocaustos.

No mezclen mis palabras con otros TERRORISMOS, como el de ETA, que causa terror y muerte, y es condenable, por la misma razón que debiera ser condenado el TERRORISMO de Bush, porque sus acciones no son gloriosas, sino rastreras, mezquinas, descabelladas, demedidas, altaneras y no debidamente meditadas. Pero vuelvan a compararl la definición de terrorismo con las acciones del Estado de Israel, o las del gobierno americano en Afganistán. Si, son acciones que no van a hacer que el mundo sea mejor, ni se instaure la democracia allí donde no la había. Porque con la democracia somos libres de sentir terror, gracias a los mecanismos de la misma.

Podrido dinero el que hace cegar a presidentes de países, directivos de empresas, que cuanto más tienen más quieren. Podrido poder que hace no ver más allá del propio ombligo, y dejar ver al mundo, que dos zapatos que ni siquiera han llegado a darle en la cabeza al peor presidente de la historia de los EE.UU., provocaban que los ojos del mundo viesen cómo se las gastan los gorilas estadounidenses ante las cámaras, pegando al periodista que solo hizo lo que  los mecanismos de la democracia han prohibido inconscientemente al ciudadano:  Gritar muy alto que Bush es el responsable de la muerte y de la inestabilidad del mundo.

Y no, no voy a condenar la acción del periodista. DEBEMOS APLAUDIR SU VALENTÍA. Sobre todo, porque no hay nada que condenar, ya que poco daño podrían haberle hecho unos zapatos, que no llegaron a darle en la cabeza. Si le hubiesen hecho una pequeña pupa al señor Bush, entonces sí, por ética todos estaríamos diciendo que qué vergüenza para la profesión, que un periodista ataque a un presidente de EE.UU. Pero la vergüenza compañeros, es que sigamos haciéndole creer a la población que son más importantes los muertos de un atentado de la insurgencia que los civiles asesinados y encarcelados en cárceles ilegales por el capricho de un loco que instauró una guerra contra el terror que el mismo había creado.

Añadir a favoritos el permalink.

6 Comments

  1. Pingback:Bush, ¡zapatos contra el imperio! « 14 de abril

  2. Y yo también me los quito. También me quito el sombrero por tu artículo.

  3. Pero que pena de desperdiciar dos zapatos en la forma de no acertar contra el emperador Jorge Arbusto,alias George Bush.
    -

  4. Pingback:Somos poderosos « Sin Futuro y Sin Un Duro

  5. Pingback:Resucitad al periodista « Sin Futuro y Sin Un Duro

  6. Si Muntazer al-Zaidi, el periodista iraki, fue condenado por algunos años a la carcel por tirarle dos zapatos a Bush; ¿A que habría que condenar a Bush que tiro ciento de miles de toneladas de bombas en ciudades irakies matando a cientos de miles de personas sin justificación alguna, a no ser los intereses económicos (petroleo) de las empresas norteamericanas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>