• Producción de eventos en streaming con RedTorres

Periodismo. ¿Una profesión sin futuro?

El periodismo tiene un infierno, pero nunca lo habíamos visto o no lo queríamos ver.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=0nzFm7BqUJo]

Y también sufre la crisis. Cuenta Juan Varela en “Sociedad Cableada” de Soitu.es que “la crisis se ceba con la profesión” periodística. Lo hace a propósito del Informe Anual de la Profesión Periodística 2008 que presentaba este Viernes la Asociación de la Prensa de Madrid.

La gente ya lo comenta. Amenazas de cierre como las de los gratuitos, y bancarrotas consumadas como la del grupo Tribune, se unen a un descontento general entre los profesionales del periodismo por el intrusismo laboral, la baja remuneración, el paro, o las malas artes para explotar a estudiantes en prácticas, que hacen el trabajo (y por menos dinero) que debieran realizar empleados contratados directamente por las empresas. Esos son los 4 mayores males del periodismo de hoy. Le siguen las consabidas reclamaciones del sector ante la inseguridad, la falta de ética, de independencia y de profesionalidad, entre otros. Ni el futuro de internet y sus posibilidades reales llegan a cuajar en las redacciones y se apuesta poco o nada por él en la gran mayoría de los medios y repitiendo los mismos errores y las mismas ecuaciones de precariedad.

Por eso seguimos Sin futuro y sin un duro. Y es que en las universidades españolas tampoco se apuesta por el necesario cambio y reconversión de una profesión que se queja del amarillismo, la prensa rosa y la falta de ética. Es ésta por tanto una profesión que llena las aulas de las universidades, pero que no tiene futuro para el que sigue apostando por el mismo modelo caduco, interesado y sesgado que pretende simplemente obtener beneficios económicos.

Dibujo "Fábrica de rumores" de LADISLAO MAGYAR. 2001.

Dibujo "Fábrica de rumores" de LADISLAO MAGYAR. 2001.

Si el periodismo es una profesión, no debiera aprenderse en las universidades. Y es que en ellas lo único que aprenden los estudiantes, en su gran mayoría, es historia del periodismo, de la comunicación y sus distintas teorías. El periodismo es una profesión que se aprende día a día con práctica y destreza y que necesita de una base teórica de conocimientos generales que muy pocos tienen cuando llegan a la universidad.

Si el periodismo es una profesión, no debiera estar en mano de grandes empresas o conglomerados de medios de comunicación. El capitalizar la información nos ha conducido a la gran mayoría de los males de esta profesión. El hecho es que nos encontramos ante medios que ocultan noticias por vinculaciones políticas y económicas, élites que prescinden de trabajadores altamente cualificados cuando sí derrochan el dinero en campañas de telemarketing y publireportajes esperando “favores” a cambio en forma de licencias; corruptelas pequeñas y grandes asaltan las conciencias de profesionales que se autocensuran día a día, pero el ciudadano no lo sabe.

Si el periodismo es una profesión, no debiera humillarse hasta el punto de que los ciudadanos piensen que quien coge un micrófono ante una cámara de televisión, es un periodista. Puede ser un showman, un bufón, un payaso, y otro pobre intruso de alma oscura obsesionado con el dinero. Pero además, son los medios que tanto se quejan de la crisis, los mismos responsables de haber hundido en el fango el nombre de la profesión periodística enmascarando día a día opinión, entretenimiento, telebasura y podredumbre bajo el nombre de información.

Si el periodismo es una profesión, no debiera ser un trabajo sino un valor en la sociedad. Los periodistas de verdad, pelean y patean con sus zapatos todos los lugares, por acallar la voz de los más poderosos y darsela a los más débiles. Pero por lástima, las estructuras del poder político, económico y mediático se han encargado poco a poco de encauzar y dirigir muy bien a un rebaño descontento de periodistas de verdad, hasta el punto que la propia autocensura llega en casi todos nosotros cuando un compañero, también ciudadano, arroja sus zapatos al responsable de crímenes contra la humanidad, el presidente George Bush, porque está muy mal hacer eso y desprestigia a la profesión. La pregunta es, ¿qué desprestigia más a un periodista? ¿arrojar unos zapatos e insultar a un intocable del poder en nombre de todos los ciudadanos o dar cancha día a día por intereses ecónomicos, políticos y de las propias empresas para las que trabaja uno mismo por informar sobre lo que dice un intocable? La respuesta es: DIGNIDAD HUMANA.

Los periodistas y profesionales de verdad, no se quedan sentados, esperando a que les contraten otra vez los que le dirán quiénes son los intocables. Salen a la calle, se montan su propio medio, y eligen… entre ser periodista, informador y un valor para la sociedad y la gente que realmente lo necesita, o un trabajador que cuenta las cosas tal y como la viva conciencia de su medio o poder le dicta.

Dibujo "Cuarto poder" del argentino Jorge Meijide. 1988.

Dibujo "Cuarto poder" del argentino Jorge Meijide. 1988.

Para ser periodista en un medio de comunicación de los de hoy, hay muchas recetas envenenadas que podrán resultar eficaces pero que siguen matando poco a poco a la profesión. Para ser verdaderamente un periodista, no deberás probar esas recetas adictivas y cargadas de droga, sino volver a construir lo que el sistema le ha robado al periodismo y por consiguiente, a los ciudadanos: EL CUARTO PODER.

El cuarto poder está encerrado en un cuarto. Dicho cuarto podría ser cualquier redacción donde están encarceladas las notas de prensa del hambre en África, de lo que piensa un irakí, un afgano, un ciudadano que sufre…  Un cuarto de lo que se cuenta, podría ser para obviar las tres cuartas partes de lo que se debería conocer. Un cuarto de miedo y odio en la información por tres cuartos de ocio y entretenimiento. Un cuarto poder que eras tú, periodista y del que te beneficiabas tú, ciudadano. En ese cuarto que era tuyo ahora estás encerrado, porque no hay lugar en el mundo donde no puedas recibir al menos un cuarto de la influencia del sistema. Y si  existiese  ese lugar… es otro cuarto: una celda o una tumba. Porque perteneces como persona al grupo de más de esa cuarta parte del mundo que piensa diferente y en contra de la influencia del sistema.

Queridos Periodistas… recuperemos para los ciudadanos ese cuarto poder.


Este artículo también ha sido publicado en Soitu.es
Añadir a favoritos el permalink.

7 Comments

  1. “Si el periodismo es una profesión, no debiera aprenderse en las universidades.” ¡uy, lo que has dicho! como te oigan te van a crucificar.

  2. ¿Quiénes vendrán? Todos los profesores que viven de impartir clase y saben que llevan demasiados años sin ejercer como para poder saber hacia dónde se dirige la profesión, por ejemplo.

  3. La verdad es que estoy bastante de acuerdo con todo lo que escribes en este artículo. También creo que 5 años de carrera es algo excesivo, en el que se llega a un conocimiento fragmentado y disperso de la realidad, y en el que no se profundiza en el aprendizaje de la “práctica” periodística.

    Mi propuesta sería un par de años de Periodismo, a fin de aprender rudimentos técnicos y de estilo (escritura, edición de audio y vídeo, locución…); y el estudio de otra carrera. No tiene sentido “picar” un poco de cada materia para luego no tener realmente mucha idea de nada…

    En cuanto a los profesores alejados de la práctica profesional, en mi caso (Carlos III) encontramos muchos profesores que son profesionales en sus respectivos medios, y no tienen ni puñetera idea de cómo dar una clase. Aunque parezca que un profesor profesional te puede enseñar más cosas (al fin y al cabo, esto del periodismo es su trabajo de cada día), muchas veces no resultan buenos comunicadores en un aula (¡por increíble que parezca!); lo cual acaba resultando tan detestable como los profesores que no salen de la Universidad.

    En fin… Gracias por abrir el debate, porque es el típico que todo estudiante de Periodismo acaba teniendo.

    Ánimo con el blog. Y nos vemos en la próxima CampusBlogs&Beers.

    Un abrazo!

  4. Buenas!

    Antes de nada presentarme. Soy Adriana, una alumna de 3º de Periodismo de la Universidad San Jorge, Zaragoza. Posteriormente, daros la enhorabuena por continuar escribiendo sobre el futuro de los alumnos estudiantes de periodismo, por crear iniciativas como esta y por conseguir que empecemos a ver la profesión con otros ojos. Y, por último, felicitar al autor de este post porque es uno de los mejores que he leído hasta ahora. ¡¡Felicidades, Charlie!!

    Me quedo con dos cosas:
    1) “Los periodistas y profesionales de verdad, no se quedan sentados, esperando a que les contraten otra vez los que le dirán quiénes son los intocables. Salen a la calle, se montan su propio medio, y eligen… entre ser periodista, informador y un valor para la sociedad y la gente que realmente lo necesita; o un trabajador que cuenta las cosas tal y como la viva conciencia de su medio o poder le dicta”. La iniciativa, las ganas de salir, de aprender y continuar disfrutando, día a día, de esta profesión, de tener personalidad, saber pensar, contar y ser transparente y veraz. Muchas cualidades que pocos tienen. Habrá que formarse.

    2) “Si el periodismo es una profesión, no debiera estar en mano de grandes empresas o conglomerados de medios de comunicación”: Es una pena que a día de hoy la concentración de medios termine eliminando del mapa a aquellos periódicos o grupos empresariales con identidad propia, se fomente el bipartidismo y se prive de una libertad a la hora de elegir qué leer o sobre qué informarse. De todas maneras ¿pensáis que la crisis agravará este tipo de concentración empresarial?

    Un saludo y os seguiré leyendo!
    Adri.

  5. Pingback:Resucitad al periodista « Sin Futuro y Sin Un Duro

  6. Pingback:Notas de prensa, aprendiendo a distinguir entre información periodística y publicidad | Branding Crowds

  7. Hola! Yo no creo que periodismo sea una profesión sin futuro, sino que hay que replantearla para que abarque más opciones profesionales sin perder la esencia. Las universidades de periodismo se están poniendo progresivamente las pilas en este aspecto, y poco a poco van avanzando. En la UIC, donde estoy estudiando yo periodismo deportivo, creo que todo ya va más enfocado a estos aspectos.
    Eva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>