• Producción de eventos en streaming con RedTorres

Lanzando cantos contra las torres (a medianoche)

Cada día levanto de mi lecho y voy al trabajo, lucho en mi empresa con gran nombre dentro del mundo de las telecomunicaciones, para darle beneficios y quitarle problemas a cambio de un irrisorio sueldo a pesar de estar titulado. Luego voy al supermercado, donde veo anunciado en un cartel junto a las cajas una oferta de empleo, por la cual, cualquier chaval sin estudios puede ganar casi lo mismo que yo (150 eurillos menos al mes) sin tener que pensar más que donde debe reponer lo que falta o como debe filetear el pescado, todo un arte por cierto, que se aprende con la práctica, como todo en esta vida. Más me indigno si sigo leyendo esa oferta de trabajo, que le incluye contrato directamente por la empresa, formación, 14 pagas (ya casi llega a mi sueldo) y posibilidad de convertir su contrato en indefinido en 6 meses.

Soñando, por las noches y en mi lecho, sueño que al menos este año, en mi empresa, la consultora, no para la que trabajo, me suben el IPC, ese que si me sube el alquiler del piso, las facturas de los servicios contratados y todo lo que se incluye en la cesta, que yo todavía espero alguien me explique como lo calculan, pues si comparo los precios de hoy con los de la peseta el día de antes del cambieurazo, no me cuadran las cuentas. A lo mejor a los técnicos del IPC les cuadran haciendo la media con comercios baratos… En fin, es una descabellada idea que no he podido comprobar de forma fehaciente hasta ahora, pero lo que sí se, es que el pan, si valía, pongamos 40 pesetas la barra normal, hoy vale 60 céntimos que son 100 pesetas. Que me lo calculen los del IPC, vamos.

Soñando, por las noches y en mi lecho, sueño que me dan cesta de navidad, o que me llaman para ofrecerme un puesto mejor.

Soñando, por las noches y en mi lecho, sueño que por fin toda la juventud titulada de forma técnica en la FP y la FP2 (llámese Formación Profesional o Fuente de Parados para la Financiación Privada) VAN A LA HUELGA. A la huelga de los externos. A la huelga de los que verdaderamente trabajan y son pisoteados y despreciados. A la huelga de aquellos que no tienen derechos porque les dicen que tienen un contrato de obra y servicio que dura hasta 3 años. A la huelga de aquellos que pasados los 3 años, les hacen indefinidos pero no les
contrata la empresa para la que realmente trabajan. A la huelga de aquellos a los que les incrementan dos veces al año la carga de trabajo porque su consultora ha negociado con el cliente nuevas condiciones, y siempre a las espaldas del trabajador. A la huelga de aquellos que están hartos de estás empresas piramidales que negocian con trabajadores, los esclavizan y maltratan, cuando sus beneficios de facturación son grandiosos por hacer muy poco.

Un amigo mío, dijo una vez, que existía un restaurante de lujo en Madrid del que se decía que “es el que más rentabilidad le saca a un huevo”. Los EXTERNOS, SUBCONTRATADOS, MALEMPLEADOS son en el siglo XXI, los humanos esclavizados a exprimir por consultorías de golfos y maleantes que negocian con nuestro trabajo ante las grandes empresas y multinacionales.

Es necesaria una huelga. Apuntaría que debiera ser sin los sindicatos, ese poder del proletariado comprado en innumerables ocasiones y “negociaciones” por el capital. Es necesaria la revolución ante este sistema que en los años 90 inventó el gobierno socialista con reformas educativas (llámese LOGSE) y del mundo laboral (llámese ETT´s) , y que llegados al gobierno, la derecha reinvento y reinvirtió con las consultoras.

¿Todavía alguien osa preguntarse por qué en España los sueldos son más bajos que la media Europea con todo el “poder y crecimiento económico” que supuestamente se está generando en nuestro país?.

3

2

1

0.

Allá va la respuesta:

Porque sangrando a los trabajadores, se obtienen más beneficios para este tipo de empresas que reinvirtiendo parte de los mismos en los salarios, que digo yo, al fin y al cabo, los salarios terminan reinvirtiendo en la sociedad gracias a nuestro fantástico sistema capitalista, que es del que subsisten estos tiburones.

Decía un refrán: “La avaricia rompe el saco”. Y hoy día, hay mucho empresario que tiene las bolsas a reventar. Véanse Caso Malaya y todos los demás corruptos inmobiliarios, AFINSA, GESCARTERA, Hipotecas Basura… y como no, lo que hoy nos trata, las Consultoras de Esclavos Libres Diferenciadas por su Anagrama (o CELDAS, que es lo que al fin y al cabo son los puestos de trabajo en los que nos colocan dentro de un cliente, cuando en realidad, y por ley, al estar en instalaciones de otra empresa lo estamos de forma ilegal…)

También rezaba otro refrán, que “El clavo que sobresale, termina aplastado”. Y eso, es lo que me ha animado a reabrir mis pensamientos al mundo. Eso y un nuevo abuso laboral de mi empresa, la consultora, y mi cliente (vamos, el coordinador del cliente para el que trabajamos) para con mi persona, y para con mis compañeros. Eso, y que estoy de vacaciones y por tanto fuera del sistema, lo cual me permite pensar con claridad, algo que hoy en día, amigos
humanos, no podemos hacer porque nos han hecho creer que no tenemos tiempo y que no merece la pena perderlo en causas perdidas.

Aunque nadie me escuche (ni me lea) , continuaré soñando cada noche, y seguiré lanzando cantos (en mi pueblo llámense piedras pequeñas) contra las torres más altas construidas, que vaya usted a saber, no se por qué, cada día se me parecen más a las PIRÁMIDES.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>