• Producción de eventos en streaming con RedTorres

LA VIVIENDA ULTRAJADA


Miles de viviendas vacías reclamaban hoy ser ocupadas por dignos propietarios deseosos de emanciparse de sus padres. El maltrato continuado por el que han ido pasando las viviendas españolas ha hecho que ya no aguanten más los abusos de sus actuales dueños, ciudadanos especuladores, y entre todas ellas han creado una plataforma para luchar en contra de sus dueños.
Esperanza, 40 metros cuadrados, situada en pleno centro de Madrid, denuncia que sus distintos propietarios llevan especulando con ella varios años sin sufrir una sola reforma y sin cobijar a nadie en su haber. Se siente sola, desprotegida y maltratada. Siente que solo sirve para generar dinero y no felicidad, para lo que un día se hicieron los hogares. Como ella, cientos y miles de viviendas madrileñas, ven como pasan de manos de un propietario a otro engordando sus carteras pero sin que nadie las habite, porque son más una inversión que una vivienda. Es un ejemplo de Vivienda Ultrajada. Se ha convertido en una práctica habitual que la hacienda gubernamental no castiga ni persigue, y en la que podemos contemplar abusos de poder hacia a estas desprotegidas construcciones, que se sienten prostituidas y vejadas.
Eso en cuanto a la vivienda usada y ultrajada. En el caso de los terrenos, con vistas al mundo, dicen haber visto en los últimos años un aumento de compras por parte de dueños hambrientos de dinero, que ni los han sacado provecho de forma agrícola, pero si de forma urbana. Dicen haber sentido como se ha especulado con ellos y engañado a sus propietarios, los cuales han pagado, están pagando y pagarán precios desorbitados respecto al sudor que ha generado la construcción de esa casa en ese lugar.
Reclaman por tanto el colectivo de las viviendas, que se denuncie ante los tribunales aquel que compra una vivienda o terreno sin justificar que va a dar uso para eso, como vivienda, y que no va a utilizarla como moneda de cambio y como negocio, ya que el precio lo incrementan en un 100 % del valor construido, por lo que luego quien realmente necesita esa vivienda, no la puede comprar. Para ello, las viviendas se amparan en el articulo 47 de la Constitución:

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
La comunidad participara en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.”
Siendo así las viviendas promueven que sean las instituciones denunciadas ante el Tribunal Constitucional por aquellos colectivos de españoles que desean establecer una compra de vivienda como hogar, y no pueden porque Ayuntamientos, Empresas y otros ciudadanos negociantes de la felicidad, se han encargado en los últimos años de especular con el terreno en el que se construyen estos espacios de vida, y permiten y promueven la creación de empresas que especulan con incrementar el precio de los que ya están construidos.
Mientras tanto, miles de ciudadanos, jóvenes y no tan jóvenes que desean obtener un hogar y no lo poseen, han comenzado hoy a movilizarse mediante protestas pacíficas en diversas ciudades españolas, pidiendo a las instituciones que cumplan la promesa de una vivienda digna.
Digna y Limpia, dirían las viviendas, de cualquier método especulativo.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>